Lesson 1, Topic 1
In Progress

1.3. Conclusiones y conclusiones

Recientemente, la investigación sobre la doble carrera se ha centrado cada vez más en el estudio de las competencias, es decir, los conocimientos, habilidades, experiencias y actitudes que los deportistas necesitan para compaginar con éxito el deporte de alto nivel y la educación. En el amplio proyecto de investigación “El oro en la educación y en el deporte de élite” (GEES), que se llevó a cabo en Eslovenia y en otros 8 países europeos, analizamos qué competencias son importantes para coordinar con éxito la escolarización y el deporte. Casi 4.200 deportistas de entre 15 y 25 años participaron en el estudio. Los resultados mostraron que, para que una carrera dual tenga éxito, los deportistas deben poseer las siguientes competencias altamente desarrolladas:

– Persistencia en los momentos difíciles y en los periodos en los que no progresas.

– Comprender la importancia del descanso y la regeneración.

– La capacidad de hacer frente al estrés en la escuela y el deporte.

– Dedicación para triunfar en el deporte y la educación.

– Confianza en tus propias capacidades para superar los retos escolares y deportivos.

– Disposición a rendirse a costa del éxito escolar y deportivo.

– Capacidad para gestionar eficazmente el tiempo.

– Capacidad para trabajar bien con el personal de apoyo en la educación y el deporte (por ejemplo, con un entrenador, o profesores…).

– Autodisciplina para hacer frente a las exigencias de la coordinación escolar y deportiva (por ejemplo, trabajo independiente sin la supervisión de otros).

– Asertividad (tener confianza y seguridad en uno mismo).

La competencia en la gestión de una doble carrera también es importante para la coordinación eficaz de la escolarización y el deporte. Entre ellas se incluyen la capacidad de planificar conscientemente, la capacidad de tomar decisiones independientes en relación con la educación y una carrera deportiva, y la capacidad de priorizar lo que hay que hacer. Es importante que el deportista comprenda lo que debe hacer para tener éxito tanto en el deporte como en la escuela, así como la convicción de que la escolarización y el deporte pueden complementarse positivamente. Una de las competencias más importantes de la gestión de una doble carrera es la capacidad del deportista para adaptar a sí mismo, a sus necesidades y a sus características la forma en que conciliará las exigencias de la escuela y el deporte. Los resultados del estudio muestran que para una carrera dual de éxito, las llamadas I. competencias de autorregulación y resistencia al estrés. Entre ellas, la capacidad de controlar las emociones en situaciones de estrés y la capacidad de ver los fracasos y los problemas por el lado positivo. Dado que el éxito en el deporte y la educación requiere un trabajo a largo plazo, la paciencia es una de las competencias más importantes. En ambos ámbitos, es necesario fijarse objetivos alcanzables, ser capaz de evaluarlos críticamente y cambiarlos si es necesario. Ser consciente de los propios puntos fuertes, puntos débiles y capacidades es importante para tener éxito en la carrera dual. El deportista debe ser capaz de centrarse en el “aquí y ahora” e ignorar en la medida de lo posible los estímulos perturbadores del entorno.

Los deportistas deben tener una visión de hacia dónde quieren ir en la vida -durante y después de su carrera deportiva- y estar preparados para buscar y explorar opciones profesionales, incluidas las ajenas al deporte. En ambas áreas, debe ser capaz de establecer objetivos alcanzables, y también debe tener preparados planes de respaldo. Es importante que el deportista sea flexible y esté preparado para cambios imprevistos. La capacidad de situar los logros en el deporte y la educación en la perspectiva adecuada es también una competencia profesional dual muy importante (Štrumbelj et al., 2018).